Complejo Barranca del Buen Aire
Mezclarse con Alberdi, integrar el paisaje existente y ampliarlo, conectarse con el río, forman parte del objetivo del proyecto

Arqs. Marcelo Naszewski - Gabriela Pérez Segovia / Arq. Rubén Palumbo Arqs. Fabián Llonch - Gisela Vidallé / Arq. Pablo Vela

Memoria descriptiva

Antecedentes
Desde el antiguo Pueblo de Alberdi al barrio actual, el verde que domina el paisaje y un denso tejido de viviendas unifamiliares, han caracterizado este sector.

Aquella barranca natural que se juntaba con el río Paraná, vio llegar hace casi 80 años la Av. Eudoro Carrasco, una obra de infraestructura que marcaría la aparición del primer paseo público de la ciudad junto al río. Simultáneamente, se construía el balneario la Florida.

En estas barrancas, unas pocas viviendas se asentaron, dominaban el paisaje y establecían una relación de contacto directo con el barrio Alberdi a través de arterias como Agrelo, Alvarez Thomas, José Hernández, etc , y el contacto visual privilegiado con el río, favorecidas por las grandes diferencias altimétricas.

Con la recuperación de la democracia en 1983, se inician una serie de obras que han sido trascendentes: la prolongación de la Av. Carrasco hasta Pintor Musto, los balnearios Rambla Catalunya 1 y 2, desde Ricardo Núñez a Av. Puccio, los que acentuaron definitivamente el descubrimiento y el uso intensivo del río por parte de los rosarinos y los visitantes.

Con estas obras en este sector, comienzan a aparecer en los terrenos frentistas al río, en las partes bajas de los mismos y alterando su conformación original, un movimiento comercial que se ha intensificado, pero que no ha podido definir un perfil ni consolidar un destino preciso de usos.

Así, se alternan, bares, guarderías, confiterías bailables y otros, que han producido una relación conflictiva con el sector residencial. A esta situación ha contribuido las afectaciones existentes y la ausencia de un proyecto definido para este borde.

El sitio
Está compuesto por 5 grandes parcelas, que vinculan el sector residencial, frentista a Alvarez Thomas con la Av. Eudoro Carrasco y el río Paraná, con la presencia de una forestación de alto valor ambiental, una topografía cambiante y de grandes diferencias altimétricas desde el oeste (Alvarez Thomas) al este (Av. Carrasco), y el impresionante paisaje del río.

.


                       

                  


El Proyecto
A partir de la oportunidad de contar con 5 grandes parcelas , que vinculan el sector residencial, frentista a Alvarez Thomas con la Av. Eudoro Carrasco y el río Paraná, la presencia de una forestación de alto valor ambiental, una topografía cambiante y de grandes diferencias altimétricas y el impresionante paisaje del río, definimos un programa que mantiene y refuerza el carácter residencial del Barrio Alberdi en la mayor parte del terreno, y además, un zócalo sobre la Av. Carrasco que está ligado a la residencia temporaria, directamente vinculados con la actividad turística creciente, y en relación directa con la costanera y el río Paraná. También proponemos en el proyecto, incorporar el área afectada para el ensanche de la Av. Carrasco como un área verde, de actividades recreativas y de estacionamientos.

Las afectaciones para el ensanche de la Av. Eudoro Carrasco y las servidumbres de jardín, 4 mts sobre Alvarez Thomas y 10 metros sobre la Av. Carrasco, establecen el territorio del proyecto. La topografía del terreno, se compone con una gran superficie plana a nivel de Alvarez Thomas y un sector de barranca, el cual permite unir la totalidad del sitio con el río.

La barranca define diversas secciones en la medida que nos desplazamos de norte a sur, por lo cual, establecimos como criterio, la definición de un Offset a 6,50 metros (altura màxima permitida) en los diferentes sectores, para incorporar así la edificación, logrando que la misma, siempre acompañe al movimiento de la topografía, de modo de producir el menor movimiento de suelo.

De esta manera, se cumple con una de las condiciones que establece el Código urbano para el sector. Con estas premisas y condiciones, el programa propone la construcción de diferentes tipologías de viviendas unifamiliares, que en números diversos, constituyen pequeños grupos o conjuntos, donde cada sector que recorre de norte a sur, contiene una tipología diferente estableciendo una relación intensa con el terreno, y a la vez, constituyéndose en una especificidad en lo comercial, lo que permite darle sustento al proyecto.

Así, las viviendas se ubican en forma fragmentada a partir de respetar la presencia de la forestación existente, en forma muy marcada sobre Alvarez Thomas y en el resto del complejo.

A partir de la creación de tajos, que se materializan con los recorridos peatonales, se plantean recorridos alternativos, permitiendo conectar en forma dinámica, la barranca alta y baja (la totalidad del proyecto) con el río Paraná, situación que jamás ha existido en este sector.

En este recorrido, se van definiendo las diferentes áreas de uso colectivo (al interior del complejo), que se componen con senderos y calles, donde la materialidad refuerza el carácter de paisaje y predominio del verde. Al césped natural, se le asocian en los senderos y calles, el uso de losetas técnicas que permiten el crecimiento del césped.

Las cubiertas de las viviendas están definidas por verde y agregados gruesos, reforzando la idea de que el proyecto, sustituye, pero a la vez, propone, la integración con el paisaje.

En la barranca baja, se desarrolla el sector ligado a la residencia temporaria y a la actividad y movimiento que el turismo creciente, definen en el sector. Se plantea aquí, integrarlo con un espacio parquizado en el área de afectación para el ensanche de la Av. Carrasco, hasta tanto haya un destino y proyecto definitivo para el sector.

Sobre el borde norte, la existencia de una vivienda de valor patrimonial, da lugar a la definición de las áreas de uso común.

Esta vivienda formaba parte de una gran parcela que diera origen a las subdivisiones, que hoy el proyecto restituye con la unificación de las mismas. Mezclarse con Alberdi, integrar el paisaje existente y ampliarlo, conectarse con el río, forman parte del objetivo del proyecto.